ITV Moto | Ortega's Garage

Todos sabemos que un óptimo mantenimiento de nuestra moto es fundamental para garantizarnos nuestra seguridad y disfrutar de todas sus prestaciones al 100%, pero ¿qué sabemos  y cuándo tenemos que pasar la ITV de nuestra moto? Es por esto que os vamos a explicar todas las posibles cuestiones porque se trata de un trámite que muchos temen. tenemos que saber muy bien en qué consiste y debemos ser conscientes para no tener desagradables sorpresas al acércanos a las estaciones a pasar la revisión.

¿Qué es la ITV de la moto?

La Inspección Técnica de Vehículos tiene el objetivo de verificar que los elementos de seguridad del vehículo se encuentren en condiciones máximas y óptimas de mantenimiento que nos permitan circular sin ningún tipo de problema o peligro ni para nosotros ni para terceras personas, además de contribuir con la protección del medio ambiente regulando los niveles de emisión contaminantes.

¿CUÁNDO PASAR LA ITV DE MI MOTO EN TARRAGONA?

Existe cierta duda acerca de cuándo tenemos que pasar la primera ITV de la moto:¿son a los 5 años o quizás a los 4? Pues bien, a raíz de la última modificación de la normativa os podemos afirmar que la primera ITV debemos realizarla una vez pasados los 4 primeros años desde su fecha de matriculación y en el caso de los pequeños ciclomotores este margen será de 3 años. Una vez realizada la primera ITV el periodo en ambos casos será cada dos años.

Tenemos que conocer la normativa ITV para motos en Tarragona porque como estamos comentando, no es sólo cuestión de disfrutar de todo lo que nos aporta el subirnos a nuestra moto y ya, sino que debemos ser conscientes de que existe una normativa que regula y que vela por nuestros intereses y sobre todo por nuestra seguridad. Continuando con esto, la DGT respecto a las motos hace especial énfasis en sus continuas campañas alertándonos de la importancia de hacer un buen uso de ellas y de las consecuencias que podemos sufrir si pasamos por alto determinadas cosas.

Movilidad Sostenible

Por otro lado, no debemos olvidarnos de lo que denominaríamos la “Movilidad Sostenible“, que se trata de afectar lo menos posible las condiciones del medio ambiente durante nuestra conducción o otras prácticas para concienciarnos de que el día de mañana también hay otras personas puedan disfrutarlo.

Llegados al meollo de la cuestión donde se genera siempre un debate: ¿qué contamina más una moto o un coche? Todo depende del contexto en el que nos estemos moviendo podremos tener una respuesta u otra. Si bien es cierto que desde el punto de vista mecánico una moto es de mucho menor tamaño que un coche, ya que tienen sólo dos ruedas lo cual implica menor rozamiento con la carretera, podríamos llegar a pensar que contaminan menos, pues bien, para poder ofrecer ese buen rendimiento en un espacio tan reducido, los motores deben emitir más óxidos de nitrógeno a la atmósfera por lo tanto está bastante parejo. Sin embargo si comparamos el uso de la moto con el coche aquí la respuesta cambia de sentido, ya que la tasa de utilización de una moto es menor que la de un coche. Además, le sumamos el hecho de estar libre de atascos el tiempo que la moto se evita pasar emitiendo sustancias contaminantes, por lo tanto es mucho menor. En definitiva, debemos tener presentes ciertos aspectos para poder tener una respuesta definitiva.

¿CÓMO DEBO PREPARAR MI MOTO PARA PASAR LA ITV?

Si ya de por si nos cuesta cuadrar nuestra agenda para sacarle un hueco y realizar la ITV, imaginaros cómo nos quedaríamos si una vez que vamos, nos echan para atrás la revisión.

Estos pequeños consejos para preparar vuestra moto para pasar la ITV os pueden ser de gran ayuda para no llevaros un chasco. Lo primero de todo tendremos que llevar la correspondiente documentación (tarjeta de inspección técnica, permiso de circulación y documentos de homologación de los posibles accesorios que hayamos instalado). Además súmale los puntos que tendremos que repasar que serán el funcionamiento de las luces, el claxon, localizar el número de bastidor legible, frenos, llevar el catadióptrico trasero, espejos retrovisores en perfecto estado, guardabarros sin roturas, matrícula bien anclada, neumáticos no gastados,  y control de los gases entre otros.

Si todo esto se os queda algo grande y queréis despreocuparos, que no quepa duda que la mejor solución para vosotros es llevar la moto a un taller de motos donde se llevará a cabo la puesta a punto de la moto con las consiguientes reparaciones en caso de que fueran necesarias. También tienes la segunda opción donde puedes optar por llevarlo a nuestro taller oficial de Yamaha donde te podemos asegurar que el trabajo que realizaremos va a ser exhaustivo. En nuestro taller en concreto ponemos el servicio de una revisión pre-ITV para prevenir a vuestra disposición para que este trámite os sea lo más cómodo, sencillo y fácil posible y os afecte lo mínimo en vuestra rutina diaria.

LISTADO DE REVISIONES DE LA ITV PARA MOTOS EN MADRID

Y ahora llega ese temido momento: ¿qué van a mirar en mi moto? ¿Tendré todo en orden para pasar la ITV sin que me den problemas? ¿Y si me la echan para atrás? Pues bien, aquí os dejamos todo lo que van a comprobar en la moto y así nos podrá sonar todo un poco para que no se nos quede cara rara si algo hemos pasado por alto. ¡Allá vamos!

  • Documentación: tarjeta de inspección técnica, permiso de circulación, seguro de la moto.
  • Número de bastidor.
  • Funcionamiento de la bocina.
  • Los espejos retrovisores que sean homologados y estén en buen estado.
  • Luces delanteras y traseras: que no haya ninguna luz fundida y que no deslumbren. Además de la luz de la matrícula.
  • Que la matrícula esté en buen estado y legible.
  • Manetas: que no estén defectuosas o rotas.
  • Frenos: tanto el delantero como el trasero.
  • Asiento: que no esté rajado o en mal estado y guardabarros de una pieza y sin roturas.
  • Neumáticos: Tienen que ser los mismos que los apuntados en la ficha técnica el estado del dibujo no puede ser inferior a 1,6 mm.
  • Pata de cabra: que se recoja sola por el muelle o en el caso de motos modernas que pare la moto en cuanto tengamos una marcha introducida con la pata puesta.
  • Sistema de escape: que sea homologado y que disponga de catalizador.
  • Emisión de gases para que estén dentro de los límites legales.
  • Prueba de ruidos.

Es conveniente recordaros que si la moto no tiene la ITV o está caducada será motivo de sanción así que por esto es muy importante que si no queremos vaciarnos el bolsillo sepamos qué es y cuándo tenemos que pasar la ITV de la moto.